Sanidad pública

Sanidad Pública sin seguro de Responsabilidad Civil Profesional

Comparte esta publicación en... Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Como ya va sabiendo mucha más gente, la sanidad pública a se queda sin seguros.

El Servicio Murciano de Salud «SMS» lleva sin asegurador de Responsabilidad Civil Profesional desde principios de 2017. Y el «SAS» andaluz y el Servicio Asturiano de Salud , están pasando un serio mal rato para renovar sus pólizas.

Principales causas

El detonante del conflicto, fue sin duda la modificación al alza de las indemnizaciones por daños y perjuicios a las personas en los accidentes de circulación. Esta  reforma del baremo se aprobó a finales del 2015. Y supuso un incremento exponencial del riesgo que debían asumir los aseguradores por siniestros en los que se cubriera el daño personal.

Eso, obligó a las Compañías de Seguros a revisar sus políticas de riesgo y las capacidades comprometidas en ciertos riesgos. Uno de los cuales es la Responsabilidad Civil Profesional Médica (y socio sanitaria por extensión).

Pero como decimos, eso pudo ser el detonante. Sin embargo, desde nuestro punto de vista no se trata de la única razón para que actualmente muchos servicios de salud publica se estén quedando desprotegidos.

Otras causas a considerar

¿Que otras razones puede haber? Creemos que al menos pueden existir otras dos.

La primera sería el bajo nivel de prima con el que se estaban cubriendo los riesgos de los servicios públicos de salud.

La alta competitividad generada por las propias compañías. Que en su día bajaron las primas para acceder a los contratos, incluso rozando la prima técnica, cuando no por debajo. Y el ansia de la Administración por recortar costes, incluso allí donde la prudencia aconsejaba ser mas conservadores. pe.- En el aseguramiento de los errores de los facultativos.

Llevaron a producirse situaciones en las que incluso se pudieron aceptar bajas temerarias en los concursos públicos. El licitador por conseguir el premio y la Administración por aminorar el coste.

Así pues se firmaron contratos que técnicamente eran insostenibles en el tiempo. Con primas que rápidamente eran erosionadas por el ingente volumen de reclamaciones. Como se observa en la Memoria Anual del Defensor del Paciente de 2016, que nos muestra como las reclamaciones se incrementan respecto al año 2015.

El papel de la Gerencia de Riesgos

La otra razón sería la cada vez menos eficiente Gerencia de Riesgos de los Servicios de Salud. No se trata de que los profesionales sean malos en su trabajo. Esto, como norma general, no pasa en España. Sin embrago, charlamos con varios médicos públicos y vemos que: Son muchos los que han recibido reclamaciones que directamente no vienen fundadas en un error. Y son muchas las reclamaciones que se ponen por mera desesperación del reclamante, que busca simplemente atención.

Una atención, que no recibe porque no está preguntando a la persona indicada. O bien, porque el interpelado no tiene tiempo de atenderle correctamente. Y esto acaba en una reclamación.

Todos somos conscientes de que con la Administración hay que soportar a la burocracia. Pero no es lo mismo la Oficina de Gestión Unificada de Licencias de un Ayuntamiento, que el médico de tu hijo. Lo que una persona puede aguantar al funcionario del Ayuntamiento, no lo soporta del médico. Por eso el médico tiene más reclamaciones.

Diferencias enre sectores público y privado

¿Como lograr responder a las demandas de atención y respuesta sin interferir en el día a día del médico? Existen posiblemente muchos sistemas. ¿Quien piensa en ellos? ¿Cuanto se tarda en recibir respuesta a una consulta? ¿Que nivel de atención y dedicación administrativa recibe el paciente? ¿Se interesa la Sanidad Pública por la valoración del servicio que hace el usuario?
Todas estas son preguntas que la sanidad privada se hace. La Gerencia de Riesgos ha visto que afectan al volumen de reclamaciones. No minoran los errores de los facultativos. Pero si reducen la predisposición del cliente a reclamar.

A la vista de la situación que vive la sanidad pública con sus seguros, quizás no estaría demás plantearse estas cuestiones. Quizás así, se mejoraría la siniestralidad haciendo el riesgo mas apetecible a las compañías aseguradoras. A esto se le llama Gerencia de Riesgos.

 

Comparte esta publicación en... Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Sin comentarios

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar