MEDIACIÓN EN CONFLICTOS

Preguntas frecuentes que nos realizan nuestros clientes

Tengo un problema con mi Compañía de Seguros, pero prefiero no gastar dinero en defenderme pleiteando ¿Puede la Mediación ser útil para alcanzar una solución sin recurrir a una demanda?

Si consideramos que la relación contractual con su compañía de seguros tiene carácter anual, y que rescindirla puede ocasionar graves contratiempos para el Asegurado, cuando no ser imposible hasta el momento de su vencimiento.

Parece lógico preferir no entrar en una disputa abierta con la Aseguradora que nos lleve a deteriorar la relación con esta de cara a su actuación en posibles nuevos siniestros.

Es, por tanto, según creemos, una solución mediada el marco ideal para alcanzar una resolución del problema que sea aceptada por ambas partes y al mismo tiempo conservar la buena relación con la Compañía de Seguros.

Me han dicho que la Mediación es voluntaria ¿Cómo sé que alcanzaré un acuerdo si la otra parte puede abandonarla cuando lo desee?

Partiendo de la base de que ambas partes obran de buena fe a la hora de buscar una solución a su problema, la voluntariedad en la Mediación no solo no es una traba al éxito de la misma, sino que es la base para que el acuerdo final sea aceptable para ambos y duradero.

Es la habilidad de Mediador la que garantizará la concurrencia de las partes al diálogo cuando la situación sea más tensa, pero una vez se establece el diálogo, habrá que recordar que ambos están hablando porque quieren y por tanto su acuerdo es el mejor porque ellos lo han decidido voluntariamente.

¿Por qué una solución mediada debería ser mejor para mis intereses que una resolución judicial?

Considerada a priori, cuando no se conoce el resultado de una decisión judicial, parece lógico pensar que un acuerdo obtenido voluntariamente por las partes del conflicto y no por la decisión de un tercero (Juez), sea la mejor forma de acabar con el problema.

Ese acuerdo, se puede ratificar notarialmente y tendrá fuerza ejecutiva, se alcanza por voluntad de las partes, supone un coste mucho menor que pleitear.

Por tanto, si es posible mediar, siempre es mejor hacerlo.

Ante una reclamación por un supuesto error profesional, lo que más temo es el desprestigio de mi imagen al verme involucrado en un proceso judicial ¿Serviría la Mediación para lograr una solución que evite que mi reputación se vea dañada?

En la mayoría de los casos, cuando un perjudicado demanda a un profesional por un error en su trabajo, busca más resarcirse de los perjuicios sufridos que el castigo que pueda ser infligido al profesional.

Es por tanto razonable proponer una mediación, en la que se pueda alcanzar un acuerdo resarcitorio que evite al profesional la pena de banquillo y los daños reputacionales que pueden suponerle y al mismo tiempo cumpla con el deseo de resarcimiento del perjudicado.

Debe por tanto plantearse a la Aseguradora , como vía previa y alternativa a la judicial, el recurrir a Mediación, pues de ese modo la Compañía además ahorrará en gastos judiciales.

Ante una siniestralidad basada principalmente en los gastos de defensa debidos al alto número de reclamaciones ¿Cuánto ahorro puede suponer implementar un sistema previo de Mediación en aquellos casos que lo admitan de cara a contener los gastos judiciales?

Mediar, siempre es más barato que pleitear. Por ello, si mi siniestralidad o la de un Asegurado, está principalmente originada por gastos de defensa, que rara vez se sustancian en condenas por responsabilidad, parece inteligente intentar aminorar dichos gastos de defensa dejando los procesos judiciales para cuando de verdad exista necesidad.

Por tanto, implementar en las políticas de Atención a Reclamaciones (caso de los Asegurados) o de Gestión de Siniestros (caso de los Aseguradores) un sistema previo de sometimiento a Mediación, es un medio eficaz de evitar reclamaciones por vía judicial y los grandes costes que defenderlas supone.

Una vez involucrado en un pleito, el Juez ha decidido intentar una Mediación ¿Supone esto que se alargarán los plazos judiciales?

Los procedimientos de Mediación, suelen ser muy rápidos, así en 4 o cinco sesiones de una hora como mucho se puede disponer de un Acuerdo Mediado que puede ser elevado a público ante notario o ratificado por el Juez según el caso. Esto permite que la Mediación normalmente se desarrolle en los plazos de contestación y presentación de trámites existentes en los Procesos Judiciales lo que hace muy raro ver que una Mediación detenga el Proceso Judicial.

Cuando varios fabricantes son reclamados por un error en el producto final que se fabrica con la participación de todos ¿Podría una Mediación solucionar de forma previa la atribución de responsabilidades de cara a evitar pleitear entre fabricantes incrementando los costes de afrontar la reclamación?

Ante una reclamación solidaria a varias personas, se puede utilizar la Mediación, para determinar de forma previa y acordada las responsabilidades de los reclamados de forma que cuando se reciba la condena esta esté decidida y cada fabricante asuma su parte. Esto no solo elimina la incertidumbre final del resultado del proceso sino que además sirve para acotar el coste final del siniestro que tendrá que asumir cada Asegurador lo que mejora la perspectiva de renovación.

Cuando una Compañía ha sido obligada a atender un siniestro en aplicación de la Acción Directa, pero en realidad no procede dar cobertura a tenor del clausurado ¿Puede la Mediación ser una vía eficaz para alcanzar un acuerdo con el Asegurado que evite los costes judiciales de repetir contra este?

Una de las situaciones más complejas en las que se ve involucrado un Asegurador es cuando es condenado por un siniestro que en realidad no tiene cobertura en la póliza. En este momento la Compañía se ve en la obligación de reclamar a su Asegurado que puede no ser solvente o ser un buen cliente la indemnización a que se ha visto obligado judicialmente a responder.

En este tipo de situaciones, el recurso a la vía judicial no supone más que un coste extra pues el Asegurador se queda sin cobrar, e incluso la pérdida de un cliente. Por ello es un supuesto perfecto para recurrir a una Mediación. En esta la Compañía puede ver resarcidos sus intereses y conservar el cliente, pues se evita la hostilidad de una solución judicial.

¿Qué beneficios para la relación que mantenían las partes antes del conflicto supone haber alcanzado una solución mediada en lugar de haber ido a juicio?

Una de las principales virtudes de la Mediación es la ausencia de hostilidad entre las partes.

Aquel que alcanza una solución Mediada, necesariamente ha tenido que rebajar su hostilidad hacia la otra parte. Esto se logra por la intervención del mediador y contribuye definitivamente a que la solución final sea buena para ambas partes y duradera en el tiempo.

Por tanto la relación queda en un estado de conservación que posibilita mantener el dialogo abierto y continuar con la misma.

¿Qué garantía de continuidad tiene un Acuerdo de Mediación frente a otro tipo de soluciones?

Si dos partes se sientan a hablar de forma voluntaria, y alcanzan un acuerdo que es bueno para los intereses de ambos (según su propio criterio). Difícilmente ese acuerdo se va a deshacer por el paso del tiempo. Y además ante cualquier variación en las circunstancias que pueda alterarlo, las partes conservan el dialogo abierto y por tanto pueden intervenir para adaptarlo.

El mediador, además, procurará mediante sus habilidades, facilitar que las partes lleguen a acuerdos que duren en el tiempo. Para lo que puede intervenir para que las partes reflexionen sobre la aplicabilidad de las soluciones acordadas a futuro o frente a terceros.

¿Para qué sirve el mediador, cómo trabaja y que lo diferencia de un árbitro o un Juez?

El mediador es un especialista que conoce técnicas y sistemas que sirven para establecer, mantener y garantizar que las partes de un conflicto se sienten a dialogar y continúen haciéndolo hasta alcanzar una solución que sea buena para ambas partes, que sea duradera en el tiempo y que satisfaga los intereses de los integrantes del conflicto.

El mediador, no propone ninguna solución ni dicta resoluciones como hacen árbitros y jueces. Sí que vigila para que las partes se atengan a la Ley en las conclusiones de sus acuerdos y puede disolver la mediación, cuando ve que el acuerdo no es mediable o que hay mala fe en alguna de las partes.

En RISK SHIELD somos expertos en distintos campos que abarcan completamente las necesidades de las empresas y los profesionales en relación con su riesgo y las maneras de gestionarlo y tratarlo.
Tenemos un enfoque de trabajo claramente orientado a conocer en detalle el negocio de nuestros clientes para desde ahí aplicar nuestros métodos de trabajo y así poder proporcionarle respuestas y soluciones efectivas a un coste competitivo.
Para ello trabajamos en distintos capos de actuación, Gerencia de Riesgos, Derecho del Seguro, Responsabilidad Civil Industrial y Empresarial, y Mediación en Conflictos, con el fin de ofrecer al cliente una solución única y final desde nuestra marcada vocación de servicio al cliente.

LA TRANQUILIDAD

DE ESTAR EN LAS MEJORES MANOS

PREGÚNTENOS SIN

COMPROMISO

Plantéenos sus preguntas. Estaremos encantados de responderle.

RISK SHIELD Abogados I GRANADA
Plaza del Campillo 2, 2ºD,
18009 Granada
RISK SHIELD Abogados I VALLADOLID
Plaza Mayor 8, 1ºD,
47001 Valladolid

E: abogados@riskshield.es
P: Granada (+34) 958 169 056 I Valladolid (+34) 983 856 992

consulta vía whatsapp Consúltenos vía WhatsApp pinchando directamente aquí.
También puede seguirnos en nuestras redes:
Profesionales






CONSENTIMIENTO PARA EL TRATAMIENTO DE DATOS PERSONALES
RS SERVICIOS JURÍDICOS, SL es el Responsable del tratamiento de los datos personales del Usuario y le informa que estos datos serán tratados de conformidad con lo dispuesto en el Reglamento (UE) 2016/679 de 27 de abril de 2016 (GDPR), por lo que se le facilita la siguiente información del tratamiento:
Fin del tratamiento: Por consentimiento del interesado: el envío de comunicaciones en respuesta a las consultas que efectué por el presente medio, sobre nuestros servicios. Por interés legítimo del responsable: mantener una relación comercial.
Criterios de conservación de los datos: se conservarán mientras exista un interés mutuo para mantener el fin del tratamiento y cuando ya no sea necesario para tal fin, se suprimirán con medidas de seguridad adecuadas para garantizar la seudonimización de los datos o la destrucción total de los mismos.
Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros, salvo obligación legal.
Derechos que asisten al Usuario:
- Derecho a retirar el consentimiento en cualquier momento.
- Derecho de acceso, rectificación, portabilidad y supresión de sus datos y a la limitación u oposición al su tratamiento.
- Derecho a presentar una reclamación ante la Autoridad de control (www.aepd.es) si considera que el tratamiento no se ajusta a la normativa vigente.
Datos de contacto para ejercer sus derechos:
Dirección postal: RS SERVICIOS JURÍDICOS, SL. PLAZA MAYOR, 8 1º D - 47001 VALLADOLID (GRANADA). Email: abogados@riskshield.es
Datos de contacto del DPO: Plaza Mayor 8, 1º D Valladolid - abogados@riskshield.es

Para continuar usted debe aceptar que ha leído y está conforme con la clausula anterior.

Aceptar (Ver Política de Privacidad)



Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar