DERECHO DEL SEGURO

Preguntas frecuentes que nos realizan nuestros clientes

¿Qué sucede si mi compañía de seguros no admite que he sufrido un siniestro y no quiere indemnizar?

Las circunstancias que suponen un siniestro cubierto en póliza vienen tasadas en el contrato, pero estas muchas veces dejan un amplio margen de discrecionalidad a la hora de interpretar el ajuste de las definiciones de un contrato a lo sucedido en la vida real.
Son muchos los casos en que la forma de explicar a la compañía lo sucedido hace que esta, no interprete que se trata de un siniestro y “no se dé por aludida”.
Siempre es posible redactar la reclamación a la compañía desde la óptica del propio contrato y en los términos de las cláusulas que establecen los hechos cubiertos impidiendo así que sea la propia compañía la que interprete los hechos y logrando así evitar que pretenda ignorar el siniestro.

¿Cómo sé si todas las cláusulas de mi póliza son legales?

Es cada vez más complicado encontrar en los contratos cláusulas abiertamente ilegales, aunque aún las hay en algunas pólizas.
Sin embargo, es más común que existan cláusulas que no siendo ilegales sí que dejan un marco de aplicación que desequilibra los derechos de las partes del contrato normalmente en favor del Asegurador. Estas cláusulas son conocidas como Cláusulas Abusivas y pueden ser denunciadas por el Asegurado en caso de existir.
Son sin embargo muy complicadas de identificar en muchas ocasiones pues como decimos la concurrencia de este hecho radica no en el texto en sí sino en el marco de interpretación que admite. Lo que permite a la compañía incluso cierta discrecionalidad en la forma de aplicación dependiendo de aspectos como podrían ser la cuantía del siniestro.
La aparición de estas cláusulas es mayor cuando menos estandarizado sea el contrato y para evitarla es conveniente que un especialista analice el contrato antes de su firma y solicite a la compañía pronunciamientos específicos sobre el funcionamiento de aquellas cláusulas que puedan parecer más confusas de forma que llegada la necesidad de su aplicación se disponga de un precedente claro en base al que saber si esta aplicación se está haciendo correctamente. Hay que tener en cuenta que la Ley establece la obligada diferenciación entre las personas que elaboran los contratos Suscriptores y los que gestionan los siniestros Tramitadores y eso lleva a que llegado el siniestro la cláusula se aplique no como la entendió el suscriptor, sino como la entiende el Tramitador.

¿Está mi compañía indemnizándome el 100% de la cuantía y las prestaciones a que tengo derecho?

No es infrecuente que un Asegurado por desconocimiento de la existencia de ciertas coberturas en su póliza, no solicite a la Compañía que atienda a todas las prestaciones a que tiene derecho.
Por tanto, conviene ante la ocurrencia de un siniestro, analizar bien el condicionado y preparar correctamente la comunicación a la Compañía especificando las prestaciones solicitadas y pidiendo a la Compañía que se pronuncie concretamente sobre cada una de estas

¿Puede mi Compañía obligarme a hacer que un buen cliente me demande, aunque yo sepa que soy responsable del daño que le he causado y quiera que mi póliza le indemnice en mi nombre?

El hecho de que la Compañía tiene la Dirección Jurídica de los procedimientos, puede ocasionar a veces que esta, con la intención de diferir en el tiempo un coste o directamente evitar pagar un siniestro. Obligue al perjudicado a reclamar judicialmente sus derechos frente a un Asegurado antes de atender a la prestación.
Esto es perfectamente especialmente si no queda clara la responsabilidad del Asegurado. Sin embargo, existen ocasiones en que dicha responsabilidad es innegable y cuando la Compañía exige que el Asegurado sea demandado no busca un pronunciamiento judicial sobre responsabilidades tanto como evitar atender la indemnización clara o refugiarse en la posibilidad de una indemnización menor tras el consabido procedimiento. En estos casos, se ha dado la circunstancia de que el perjudicado es un buen cliente del Asegurado, y obligar a este a hacer que su buen cliente le demande puede acarrear serias consecuencias sobre la relación comercial que los une.
Bien, existen sistemas de negociación, cláusulas contractuales y vías de actuación, que pueden ayudar a que la Compañía nos evite el trance de hacer que un cliente nos reclame y atienda en nuestro nombre la indemnización cuando nuestra responsabilidad es indiscutible evitándonos así indisponernos más con un buen cliente al que le hemos ocasionado un perjuicio por un error nuestro.

Si un tercero me ha provocado un daño ¿Cómo planteo la reclamación directamente a su compañía de seguros para ser indemnizado lo más rápidamente posible?

El Art. 76 de la Ley 50/1980 de 8 de octubre, del Contrato de Seguro establece que “el perjudicado y sus herederos tendrán acción directa contra el asegurador para exigirle el cumplimiento de la obligación de indemnizar…”
Así queda establecido el derecho de un perjudicado a pedir directamente a la Compañía de Seguros del que causa el perjuicio que atienda la indemnización a que dicho causante hubiera estado obligado. Esto indudablemente abarata los costes procesales y acorta los plazos para lograr ser indemnizados por un daño que hemos sufrido. Consúltenos.

He sufrido un siniestro ¿Cómo he de plantear la reclamación a mi compañía para conseguir el pago de la indemnización de forma rápida y sin contratiempos?

La primera comunicación que se remite a la Compañía de seguros es en la mayoría de las ocasiones la única o una de las pocas ocasiones que tiene un Asegurado para explicar los hechos en que se sustancia el siniestro por sí mismo. Ya que a partir de entonces la Compañía rara vez volverá a preguntar o pedir opinión al Asegurador.

Por tanto, la forma y el contenido de dicha comunicación, resultan casi siempre determinantes a la hora de obtener una atención rápida y eficaz de la indemnización que se solicita.

Una mala comunicación de un siniestro puede llevar incluso a obtener un rechazo del mismo con las consabidas molestias y retrasos que conlleva reclamar después nuestros derechos.

  • Una descripción, precisa, pormenorizada, concreta y detallada de lo sucedido.
  • Fundamentar la solicitud conforme a nuestro contrato de seguros
  • Incorporar la documentación correcta y exacta que ilustre nuestra reclamación.
  • Utilizar los hechos a nuestro favor cuando sea posible

Son solo algunos de los muchos aspectos que han de tenerse en cuenta para plantear una notificación de un siniestro a nuestra Compañía.

Mi antigua compañía se niega a atenderme alegando que me marché, aunque el siniestro les compete a ellos. ¿Qué puedo hacer para hacerles cumplir con su obligación?

No es infrecuente que una vez que hemos cambiado de Compañía, la antigua deje sin servicio o desatienda siniestros que aún están abiertos en su póliza a pesar de que yo ya no soy su cliente. Más grave aún es este hecho cuando se trata de siniestros que se descubren una vez cambio de Compañía por hechos ocurridos mientras fui asegurado de la antigua.

Estas circunstancias nos obligan a gestionar estos hechos de forma muy minuciosa y a presionar al Asegurador incluso en los Tribunales para hacerles cumplir con sus obligaciones.

Pero además cuando voy a llevar a cabo un cambio de Compañía hay ciertas actuaciones que se han de llevar a cabo tanto a nivel de gestión de siniestros como a nivel contractual para evitar que un siniestro quede sin cobertura en la antigua Compañía y no pueda ser atendido por la nueva.

Debido a un error de mi corredor de seguros, me he quedado sin cobertura en un siniestro ¿Tengo derecho a reclamar?

Como todas las profesiones reguladas, los corredores de seguros, tienen la obligación de responder por los errores u omisiones que pueden ocasionar un perjuicio a un tercero en el ejercicio de su actividad profesional.

Y a tal objeto, la ley les obliga a disponer de un Seguro de Responsabilidad Civil Profesional, que atienda las reclamaciones que en ese sentido les puedan ser dirigidas.

Es por tanto derecho de todo aquel que haya sufrido un menoscabo de derechos consecuencia del error de un agente o corredor de seguros a la hora de preparar nuestra póliza, pedir que le sean indemnizados los daños y perjuicios. Y esto puede hacerse dirigiéndose al propio corredor o incluso por el principio de Acción Directa del artículo 76 de la Ley 50/1980 de 8 de octubre, del Contrato de Seguro directamente contra su Asegurador si se conoce.

Soy víctima del error de un profesional que no estaba al corriente en su seguro, por lo que su compañía no quiere atender el siniestro ¿Puedo obligar a la compañía a atender el siniestro?

El Tribunal Supremo tiene establecido que, salvo que se haya comunicado de forma fehaciente (por escrito expreso) al Asegurado que no ha pagado la prima, que su contrato de seguros está resuelto. La Compañía de Seguros está obligada al pago de las indemnizaciones a terceros perjudicados de que esta fuera responsable en nombre del asegurado.

Por tanto, es conveniente siempre que se trabaje con profesionales, solicitar de estos un certificado de que la póliza está en vigor y al corriente de pago y no dilatar la reclamación a la Compañía en caso de siniestro.

Un socio me pide firmar un compromiso de aseguramiento al que creo no estar obligado ¿Cómo puedo saber hasta dónde llega mi obligación?

No son infrecuentes las solicitudes a socios y/o colaboradores de asumir responsabilidades de aseguramiento sobre riesgos de los que uno no es responsable o sobre los que carece de interés.

Muchas veces incluso como condicionante a la firma de un contrato. Bien, mediante el análisis de responsabilidades e intereses de riesgo de un especialista, se puede delimitar claramente qué y qué no se puede exigir a alguien que asegure. Evitando así que se nos cargue con obligaciones de aseguramiento que no nos corresponden.

Esto es así porque normalmente no se puede asegurar aquello sobre lo que no existe un interés asegurable y por tanto difícilmente se nos puede pedir cubrir algo cuyo riesgo no nos atañe.

LA TRANQUILIDAD

DE ESTAR EN LAS MEJORES MANOS

PREGÚNTENOS SIN

COMPROMISO

Plantéenos sus preguntas. Estaremos encantados de responderle.

RISK SHIELD Abogados I GRANADA
Plaza del Campillo 2, 2ºD,
18009 Granada
RISK SHIELD Abogados I VALLADOLID
Plaza Mayor 8, 1ºD,
47001 Valladolid

E: abogados@riskshield.es
P: Granada (+34) 958 169 056 I Valladolid (+34) 983 856 992

consulta vía whatsapp Consúltenos vía WhatsApp pinchando directamente aquí.
También puede seguirnos en nuestras redes:
Profesionales






CONSENTIMIENTO PARA EL TRATAMIENTO DE DATOS PERSONALES
RS SERVICIOS JURÍDICOS, SL es el Responsable del tratamiento de los datos personales del Usuario y le informa que estos datos serán tratados de conformidad con lo dispuesto en el Reglamento (UE) 2016/679 de 27 de abril de 2016 (GDPR), por lo que se le facilita la siguiente información del tratamiento:
Fin del tratamiento: Por consentimiento del interesado: el envío de comunicaciones en respuesta a las consultas que efectué por el presente medio, sobre nuestros servicios. Por interés legítimo del responsable: mantener una relación comercial.
Criterios de conservación de los datos: se conservarán mientras exista un interés mutuo para mantener el fin del tratamiento y cuando ya no sea necesario para tal fin, se suprimirán con medidas de seguridad adecuadas para garantizar la seudonimización de los datos o la destrucción total de los mismos.
Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros, salvo obligación legal.
Derechos que asisten al Usuario:
- Derecho a retirar el consentimiento en cualquier momento.
- Derecho de acceso, rectificación, portabilidad y supresión de sus datos y a la limitación u oposición al su tratamiento.
- Derecho a presentar una reclamación ante la Autoridad de control (www.aepd.es) si considera que el tratamiento no se ajusta a la normativa vigente.
Datos de contacto para ejercer sus derechos:
Dirección postal: RS SERVICIOS JURÍDICOS, SL. PLAZA MAYOR, 8 1º D - 47001 VALLADOLID (GRANADA). Email: abogados@riskshield.es
Datos de contacto del DPO: Plaza Mayor 8, 1º D Valladolid - abogados@riskshield.es

Para continuar usted debe aceptar que ha leído y está conforme con la clausula anterior.

Aceptar (Ver Política de Privacidad)



Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar