Capas de luz sobre una mano simbolizan las capas de una prima de seguros que no vemos

¿Qué compro cuando pago la prima del seguro?

Comparte esta publicación en... Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Un viejo amigo, gerente de un hotel, me comentó el otro día que la postura de su jefe era «ganar dinero con los seguros». Eso es lo que este señor creía que compraba cuando pagaba la prima de sus seguros.

Ante este comentario, quise saber más. El me explicó que su jefe tenía la teoría de que, si alguien pagaba 100 Euros de prima el seguro debía devolver al menos 101 Euros.

Tanto era así que ya les habían echado de distintas compañías. Negándose estas a renovar sus contratos a vencimiento.

Esto me dejó pensando. ¿Cómo podía explicarse a alguien completamente profano en la materia, en qué se traducía el precio que estaba pagando por sus pólizas?

Todo el que trabaja en seguros, se ha enfrentado alguna vez a algún confundido. Alguien que cree «pagar para nada». Otros piensan que la Compañía les debe el monto global de prima abonada, pues no ha tenido siniestros.

Vamos a intentar aquí, explicar llanamente que es lo que uno paga cuando paga una prima de seguros. Vaya de antemano que no buscamos la rigurosidad técnica. Mas bien se trata de que el profano en seguros entienda que paga. ¿Lo lograremos…?

Las Reservas

Las Aseguradoras deben de reservar una parte del riesgo que aseguran en sus cuentas. Así un % de la capacidad que suscriben, (los límites que aseguran en sus pólizas), ha de inmovilizarse.  Estas cantidades inmovilizadas, deben tener además respaldo económico y financiero. Esto es algo lógico, pues se pretende que la Compañía tenga la solvencia de poder responder a los siniestros que cubre. Y el Estado vela por ello mediante sus organismos de control  (Dirección General de Seguros).

Por tanto la primera conclusión es que si usted paga una prima para tener un límite de por ejemplo 300.000 € de Responsabilidad Civil, la Compañía habrá de inmovilizar capital para responder.

Disponibilidad inmediata de la indemnización

Pero además, en caso de siniestro dicha Aseguradora deberá inmediatamente, poner a su disposición el capital que corresponda. Esto es, ha de tener liquidez y disponibilidad inmediata. No puede desatender un siniestro argumentando que necesita tiempo para preparar el dinero ¿Verdad?

Esa garantía, esa disponibilidad y esa liquidez cuestan a la Compañía mucho dinero. Y cuando un asegurado paga una prima, no solo está pagando por la indemnización que puede necesitar. Está pagando por la inmediata disponibilidad de la misma.

Beneficio reputacional

Permítanos ahora traer aquí un término que utilizamos en los informes de riesgos de nuestros clientes. Muchas veces, hablamos de buena presencia corporativa refiriéndonos a la imagen que una empresa o profesional da al exterior.

El hecho de estar asegurado, significa que una Compañía responde por nosotros. Esto en sentido estricto significa que cubre mis perjuicios. Pero en sentido amplio significa que, tras analizar mi riesgo, acepta cubrirlo. Es decir, la Compañía avala riesgo. Y esto ofrece a los terceros una imagen de que soy merecedor de confianza y proyecta dicha imagen de mí a otros. Esto, también cuesta dinero y lo pagas en la prima.

Por tanto, cuando pago una prima, pago inmediatez, liquidez, disponibilidad, cobertura y buena presencia corporativa. No es poco, verdad.

Ventaja competitiva

Pero aún nos queda un aspecto, que también pagamos con las primas y que pasa desapercibido para la mayoría de asegurados.

Nosotros siempre hemos entendido los seguros como herramientas de competitividad. Si una empresa contrata mas límite de Responsabilidad Civil, además de estar mejor cubierta, también estará pudiendo asumir más riesgo. Mas riesgo significa por ejemplo, acceder a contratos mas importantes, o a mayor numero de estos. Por tanto mejor seguro es igual a mas competitividad. Y de nuevo, esto vale dinero.

Así que cuando pagamos una prima de seguros, compramos inmediatez, liquidez, disponibilidad, cobertura, buena presencia corporativa y mayor competitividad. Sinceramente, no vemos como alguien que considere todo esto puede pensar que está tirando el dinero de su prima.

Concluimos que, como con la Luz, los seguros tienen muchos capas, que no podemos ver a simple vista. Pero están ahí.

Comparte esta publicación en... Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Sin comentarios

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar